Especial mamitas 

La tarea de ser mamá no termina en el parto, es realmente todo lo contario. La aventura inicia después de dar a luz.

Después de la dulce espera, llega el momento más anhelado por todas y es tener a su bebito en brazos. Solo se tiene el deseo de cuidarlo y de darle mucho amor. Pero recuerda que necesitas seis semanas para recuperar todos los cambios que tuviste durante el embarazo y que es importante cuidarte y descansar.

  1. Higiene para los loquios
    Los conocidos loquios son una descarga vaginal de tejido y sangre que se encuentran en tu útero, durante el embarazo, y que debes expulsar de tu cuerpo al poco tiempo de llegar a casa. La pérdida de sangre puede aparecer en los primeros tres o cuatro días de posparto y durar hasta quince días, aproximadamente. Solo debes mantener una buena higiene desde el principio, lavar tu zona íntima entre tres o cinco veces por día, con agua y jabón neutro, secar el área con una toalla suave y, por último, limpiar. Evita usar tampones.

 

2. Lacta para evitar contracciones
Estas contracciones conocidas como entuertos, son muy dolorosas, pero por más molestas que sean, son necesarias para que tu útero regrese a las dimensiones que tenía antes del embarazo, aproximadamente en diez días. Para favorecer esos dolores, debes comenzar a amamantar cuanto antes a tu bebito, ya que la estimulación mamaria contribuye a que las contracciones hagan su función correctamente y así, favorezcan el sello de los vasos sanguíneos.

 

  1. Sueño y descanso
    Debes descansar lo máximo que puedas, ya que los primeros días de posparto son muy agotadores pues aún no estas acostumbrada a los horarios de lactancia y de sueño del pequeño. Sincroniza el sueño con el de tu bebé, es sumamente importantes para que te sientas bien y con energía. Si lo único que deseas es comer, dormir y cuidar de tu bebé, está bien, pues son días para cuidarse y guardar reposo.

 

4. Evita el estreñimiento
Es ideal que no esperes mucho tiempo para ir al baño. Muchas veces el estreñimiento posparto se debe al miedo que sienten muchas mujeres de que esta actividad les cause dolor, pues tienen el vientre inflamado o tienen puntos. Es normal si han pasado tres o cuatro días sin ir al baño, pero más días o semanas, ya es considerado estreñimiento posparto. Puedes evitarlo caminando muy lentamente, pues estimulará el tránsito intestinal y el regreso de tu organismo a la normalidad. Es muy importante que bebas mucha agua y consumas frutas y verduras ricas en fibra. No tomes laxantes sin consultar a tu médico.

 

5. Puntos o episiotomía
Esta herida la sufren muchas mujeres al momento de la fase final del parto, y consiste en un corte que se realiza a nivel del periné para prevenir un desgarre durante la expulsión. Además del dolor que deja este procedimiento, se debe tener mucho cuidado para evitar una infección. Puedes aplicar un poco de hielo envuelto en un paño sobre la herida para bajar la inflamación y usar la pomada que seguramente te recomendarán en el hospital, es importante que te duches diariamente con agua tibia y con jabón neutro para mantener la cicatriz limpia y seca. Los puntos de sutura se absorben espontáneamente cuatro días después del parto.

 

  1. Cuida la subida de leche
    La subida de leche suele suceder al tercer o cuarto día de haber dado a luz y a veces viene acompañada de una fiebre ligera. Sentirás que los pechos, por lo llenos, están a punto de estallar, además de estar adoloridos, calientes e hinchados. Para aliviar esta sensación, te recomendamos colocarte un paño húmedo y frío en tus pechos cada vez que sientas dolor, también puedes sacar un poco de leche con un extractor. Lo mejor para evitar este incomodo dolor es que tu bebé amamante bien, se normalizarán en cuanto te acostumbres al horario de lactancia, según tu pequeño.

Los cuidados posparto no solo son físicos, también puedes atravesar cambios emocionales y pueden ser muy fuertes. Estarás con mayor sensibilidad y podrás experimentar llantos espontáneos o momentos en los que te sientas con la autoestima muy baja. Es importante mantenerte tranquila, pero si estas emociones son en exceso, consulta a un profesional, pues se puede tratar de la famosa depresión posparto, que es necesario tratar.puerperio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí