«La rueda de la fortuna»: La crónica de una tragedia anunciada

Wonder Wheel (La rueda de la fortuna en español) la última película de Woody Allen, llega con la gran actuación de Kate Winslet, junto a Justin Timberlake, Juno Temple y Jim Belushi en una tragedia al estilo griego que logra entretener y aburrir casi al mismo tiempo.

Resultado de imagen para wonder wheel

Lo divertido de Woody Allen es que, a pesar de que no falla cada año con una película, mantiene su sello característico y una narrativa particular que por lo general funcionan muy bien en sus comedias, melodramas y tragedias. Sin embargo, esta vez, esos clichés no aportaron a una historia que se vuelve tediosa y predecible, y que ni siquiera el estilo de teatral de tragedia griega y el juego de luces, que es lo más destacable del filme lo puede salvar.

La historia, transcurrida en un parque de diversiones en Coney Island de 1950, comienza relatada en el muy utilizado voz en off de Mickey Rubin, interpretado por Justin Timberlake, un escritor amante de la tragedia y el romance, quien trabaja como salvavidas en la playa, introduce a los otros personajes; Carolina (Juno Temple), una joven que huye de su esposo mafioso y llega al parque en busca de su padre Humpty (Jim Belushi), quien vive en el parque con Ginny (Kate Winslet) y el hijo de ella, Richie.

Imagen relacionada

Casi desde el minuto uno, la tragedia es obvia, y lo que lo hace aburrida es que no se descubre por las acciones de los personajes, sino porque Mickey ya se ha tomado la tarea de anunciarlo. El problema es (quizás lo más interesante, pero confuso) que no se entiende con firmeza quién es el protagonista de la gran tragedia. Al principio parece ser Mickey, quien a pesar de su importancia en el desarrollo de la historia, no es un personaje que uno ame desde el principio y que tiene como mayor logro actoral de Timberlake captar el tono exacto de voz de Woody Allen para narrar la historia mirando a la cámara, como si fuera el mejor amigo del espectador, pero al final se vuelve fastidioso y no causa simpatía.

Carolina, la segunda opción a protagonista, trae la muerte en la espalda, no solo para ella sino para todos la que la rodean por lo que para Humpty es difícil recibirla y mucho más para Ginny. Esta mujer, interpretada con maestría  por Kate Winslet, es una mujer fatídica, ella es la típica reina del drama que ve tormentas de agua en todos los vasos de whisky que se toma. Pero el mayor drama de su vida es el pasado que no se ha podido perdonar. Ella, que sale del anaquel de personajes secundarios, hace que todos sus dramas se pongan al frente y se convierte en la protagonista de esta historia. Una tarde se conoce con Mickey, este seducido por la idea de tener un romance con una mujer mayor, la sigue, la escucha, le coquetea y se convierte en su amante.

Para Mickey es un juego, una de sus historias. Para Ginny, él es la puerta de salida de sus problemas. Lo siguiente que pasa en la historia en realidad deja de importar poco, ya sabemos que va a terminar mal. La mayor falla de Allen en Wonder Wheel es que sus personajes no provocan afecto, amor, identificación, pesar; no provocan nada. A la mitad de la película todos son personajes caprichosos que se merecen sus tragedias, porque sí, todos cargan sus propias dramas.

El único que se salva y al final se merece todos los afectos, es el pequeño Richie, un pirómano consumado que, parafraseando a Mickey, ve al fuego como si encontrara en el universo entero o el sentido de la vida. Richie siendo el comic releaf se vuelve un personaje más interesante que todos los demás, es el personaje que se siente libre a pesar de la historia que lo enmarca y, en cierta forma, lo encadena hasta llegar a decir que ojalá lo hubieran desarrollado un poquito más.

Resultado de imagen para wonder wheel ginny

A pesar de que sus personajes son sosos y la forma en la que se narra la historia no conecta, hay dos elementos que salvan la película de la muerte eterna. Por una parte, hay una teatralidad que trasciende el filme, la cual, al principio no es muy clara, pero al final brilla y es hermosa, aunque parezca extradiegética, es decir, parece que se sale de las reglas impuestas inicialmente por la historia. En esta parte, las actuaciones y la disposición escenográfica son totalmente teatrales, expresivas, a veces exageradas. Envueltas en una atmósfera de luz, casi de ensueño.

Wonder Wheel es una tragedia griega moderna. Ginny puede ser comparada con Medea y ella quiere serlo. Ella ama ser la víctima. La redención, la catarsis de Ginny le sirvió para ser la gran protagonista de su propia historia trágica, ella se hace al frente y se enorgullece de su drama; la tragedia, irónicamente, la convierte en heroína épica. Lo más hermoso de tal teatralidad es que se ve en el desempeño cinematográfico que se desplegó para darle a Ginny su gran obra. Los planos secuencia en los que ella iba y venía entre la angustia y la satisfacción, en los que otros personajes entraban y salían de su escenario para juzgarla y alabarla, le dan el espacio para actuar su gran final.

Y por otra parte, la forma en la que la luz y el color se convierte en un elemento narrativo que apoya la emoción de los personajes, al tiempo que ambienta el lugar en donde la historia toma lugar; el parque de diversiones. La luz roja que por lo general acompaña a Ginny, en su ropa y en su cabello también, remarca su espíritu fuerte, trágico y vengativo. La luz cambiante de azul a rojo, mostrando decepción y rabia. La luz amarilla sobre Carolina, como prediciendo la envidia, los celos sobre ella, la traición. El espacio contado a través de la luz se hace testigo de la desdicha de los personajes.

Resultado de imagen para wonder wheel ginny

Para los amantes de Woody Allen esta será una película que los dejará satisfechos, pues ellos encontrarán con mayor detalle el humor negro con el que en realidad se cuenta la historia, los clichés típicos del director no serán tediosos, sino una confirmación de su método, amarán la forma en la que Mickey narra la historia muy al estilo Allen y la disfrutarán en general. Por mi parte, Wonder Wheel, aunque tiene detalles bien logrados no deja una sensación de satisfacción total, es predecible, lo que le quita su encanto inicial. La fuerza de Ginny y la buena interpretación de Winslet no alcanza para hacer de esta su mejor obra.

 

Redacción: Daniela Reyes Angulo

@Daniela Reyes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí