Con un gol en contra de Mandzukic , un penal bien ejecutado por parte de Griezmann y tantos de Pogba y Mbappé, los franceses celebran su segundo título mundial.

Después de 31 días disfrutando de la fiesta más grande del fútbol, de deleitar al mundo con partidos inolvidables y hacer soñar a 32 países, llegó el día más triste para los seguidores del fútbol… Acabó el Mundial.

A la final llegaron Francia y Croacia, las selecciones que mejor fútbol y más efectividad mostraron. Francia llegaba como favorita, pues en fase de grupos, octavos de final, cuartos y semifinal no perdió ningún encuentro, además, todos sus juegos los definió en los 90 minutos.

Por su parte, Croacia llegaba con los partidos de octavos de final, cuartos y semifinal definidos por 120 minutos. Por lo que matemáticamente los croatas ya tenían un partido de más.

El encuentro inició con intensidad, Croacia atacaba pero no concretaba. Sobre el minuto 18, un tiro libre ejecutado por Griezmann, abrió el marcador, pues Mandzukic cabeceó el balón y lo metió en propio arco. Al minuto 28, Perisic aprovechó una serie de rebotes en el área francesa, remató fuerte de pierna izquierda y el balón se fue al fondo de la red. Francia 1-1 Croacia.

10 minutos más tarde, una mano de Perisic, quien pasó de héroe a villano, permitió que Néstor Pitana utilizara el VAR y decretara penal a favor de los franceses. Frente al balón se paró Griezmann, Pitana sonó el silbato y el delantero cobró al palo izquierdo. Francia se ponía 2-1 arriba.

Croacia estaba cerca del empate, sin embargo, Paul Pogba, quien no aparecía en el partido, remató de pierna izquierda a 20 metros del área y mandó el balón al fondo de la red. El partido estaba liquidado a falta de 31 minutos de juego. Sin embargo, 6 minutos más tarde, al 65, Mbappé no se quiso quedar por fuera de la lista de los anotadores. Sacó un suave remate de pierna derecha que Subasic vio pasar lentamente por su palo derecho.

Sobre el minuto 69, Mandzukic aprovechó un error de Lloris, quien recibió el balón y no supo qué hacer, el delantero croata aprovechó la desconcentración del golero, le robó el balón y marcó el 4-2.

Los 21 minutos restantes fueron de transición para Francia, quien esperó lentamente a que se acabara el tiempo para gritar ‘Campeones’.

Francia levanta su segundo título mundial y cuenta con una base joven para la Copa del Mundo de Qatar que se disputará entre el 21 de noviembre al 18 de diciembre del 2022.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí