La música popular está disfrutando de grandes momentos y no es raro que nuevas propuestas aparezcan a disposición del público. Una que refresca este género es la de Fernando Gil que desde sus pegajosas letras, su impecable musicalización y sus bellos videos, se gana el corazón de los colombianos que viven en el exterior y hasta en las poblaciones más apartadas de nuestro país.

La revista MásQVer tuvo el honor de hablar con él para conocer de cerca su historia.

 

Todos en algún momento de la vida decimos que nos huele a “cacho quemado” cuando algo no nos convence, ¿a Fernando Gil qué es lo que le huele así?
Me huele a cacho quemado la mentira. Y creo que esta es la razón por la que cualquier persona podría identificarse con mi más reciente canción, “Cacho quemado” y dedicarla a ese amor que traiciona, pero al darse cuenta de que no le va bien, regresa pidiendo perdón, es ahí cuando le decimos: «ya te olvidé, ya te saqué y tus recuerdos yo los quemé, ahora me huele a cacho quemado el perfume de tu piel, ya te olvidé»

 

 

En @fernandogiloficial le vemos unas publicaciones envidiables por todo el mundo, ¿por qué viaja tanto?
Comencé a trabajar desde muy niño, tenía 8 años cuando vendía lotería para recoger unos pesos y aportar a mi familia, a medida que fui creciendo, fui entrando al comercio y esto me permitió viajar por diferentes lugares de Colombia y del mundo.  Pero, ciertamente, ahora estoy dedicado de frente a la música y los viajes que hago son con el propósito de llevar en alto el nombre de nuestra música popular colombiana.

Ni la salsa, ni el reguetón, ni la cumbia, sino la música popular es lo primero que escuchan de Colombia en otros continentes, todo esto gracias a su trabajo, ¿cómo reacciona la gente con un ritmo tan ajeno para ellos?
Para mí ha sido una bendición y un regalo de Dios tener la oportunidad de llevar mi música a otros continentes como a Asia, donde, en diferentes ocasiones, he sido invitado para celebrar con la comunidad latina nuestro Día de Independencia, por supuesto, los asiáticos disfrutan de la música popular a pesar de que no la entiendan mucho, pero se dejan llevar por nuestros ritmos y se contagian con la alegría colombiana. He llegado a Ecuador, México, Panamá, Perú y Chile donde me han recibido coreando mis canciones.

Para sobresalir en este mundo hay que tener algo diferente, ¿qué lo hace único?
En mi caso, más bien diría que he trabajado con perseverancia, con ganas, con amor, entregando el alma en todo lo que hago, luchando por mis sueños. Esto me ha permitido llegar a donde estoy, no soy único, pero trabajo como ninguno y sigo perseverando por mis sueños.

Hablando de sus videos, parece que cada canción que publica, necesariamente tiene que tener video…
Bueno, en realidad tengo muchas canciones a las que aún no les he grabado video, pero estoy trabajando en ello porque me gusta que los seguidores de la música popular, especialmente, los que disfrutan de mis canciones, puedan hacerlo a través de todas las plataformas y en este caso, los canales musicales permiten que no solo se enamoren de la letra sino también de una historia o que incluso se identifiquen con ella.

¿Cómo le va con la actuación?
Entre la actuación y la música, indudablemente, lo mío es la cantada (risas), pero me gozo la grabación de cada uno de los videos en los que participo. A veces lo hago incluyéndome como uno de los actores o, en otros vídeos, sólo aparezco cantando, lo importante es gozar todo lo que se hace.

Para los hombres es indudable que las mujeres los inspiran, en sus videos aparecen muchas y muy hermosas, “Cacho quemado” no es la excepción, ¿cómo fue la realización del video?
El video de Cacho quemado se grabó en las lindas tierras del Eje Cafetero, estuvimos en Pereira y Armenia, el equipo de producción se encargó de cuidar todos los detalles. “Cacho quemado” es un video donde, por primera vez, aparezco cantando al lado de un grupo completamente femenino, lo que para muchos fue un gran acierto.

 ¿Cómo alterna su vida de empresario y de cantante?
Emprender no es una tarea fácil, es una lucha diaria, pero sin duda, todo lo que sé es gracias a esas arduas jornadas como comerciante.  Hoy soy un hombre consagrado a la música, cuando no estoy en el estudio grabando, me encuentro con mi banda y ensayamos, y siempre busco mejorar a nivel vocal, musical y, en general, nuestro show para complacer a nuestros seguidores que cada día son más exigentes.

La familia es importante, cuando supieron que quería seguir la carrera del canto, ¿qué dijeron?
Mi familia siempre me ha apoyado de manera incondicional, ella ha sido muy importante en mi vida y en mi carrera musical. Mis familiares siempre que pueden, me acompañan a mis presentaciones, son mis fans número uno.

Desde los inicios de su carrera, ¿cómo ha sentido su evolución musical?
Amo la música desde que tengo uso de razón y siendo un niño, en los cafetales, con mis abuelos, mientras recogíamos el café y escuchábamos en una radiola la música de Julio Jaramillo y Olimpo Cárdenas, que marcaron mi vida musical, cantaba entre amigos y familiares…

De manera profesional, tan sólo hace 5 años comencé a materializar este sueño, no soy el mismo Fernando Gil que comenzó con una canción que se convirtió en un hit en menos de dos semanas que fue «A cambio de nada», hoy me siento más seguro, más feliz, más músico, más artista. Nos falta seguir creciendo y aprendiendo, por eso estamos en el proceso y cada día me esfuerzo para hacer un mejor trabajo.

¿Qué sintió cuando por primera vez la gente le coreó sus canciones?
Yo no pensé que me iba a convertir en un artista, la verdad todo fue muy rápido, tenía un sueño desde niño que era cantar, y por esa razón y con el apoyo del maestro Iván Calderón, grabé mi primera canción de su autoría, “A cambio de nada”, canción que comenzó a expandirse en Medellín y, en menos de dos semanas, se escuchaba en todas partes. Esta canción fue un regalo de la vida porque a los tres meses y, gracias a su éxito, me invitaron al centro de eventos La Macarena, estaba muy nervioso, pero fue sorprendente ver a más de 13.000 personas coreando mi canción, la sensación no puedo describirla.

 

Preguntas cortas, para respuestas rápidas

¿Qué significa para ti la palabra familia?
Mi mayor motivación, son mi centro, mi motor, mi todo.
Disciplina
Lo que me ha permitido alcanzar todos y cada uno de los sueños propuestos, sumada al esfuerzo y a la constancia, dan como resultado el éxito.

Dinero
Es un medio, no un fin. No me trasnocho ambicionando, mejor disfruto lo que tengo, cuando tengo. ¡Agradezco a Dios cuando da! ¡Agradezco a Dios cuando quita!

Orgullo
El único orgullo que siento es el de ver a mi hijo convertido en un gran hombre para la sociedad.
El artista vallecaucano ha tenido la oportunidad de trabajar con la compañía de grandes productores como Iván calderón y Kike Santander.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí