Apuéstale a la crianza ecológica, ahorrarás dinero y ayudarás al planeta

0
37
Crianza ecológica
Crianza ecológica

Para aquellas mamás innovadoras y con chip ambientalista, les traemos algunos consejos que pueden implementar en su crianza ecológica, para hacerla más amigable con el medio ambiente.

La crianza ecológica es volver a lo más primitivo, es encontrarse con la naturaleza y con la intuición.

No te pierdas de la nueva edición MásQver 

Higiene personal mamá y bebé

Empecemos con el tema de los pañales. En los primeros 3 años de vida, un bebé gasta una media de 4.000 pañales, y aunque es cierto que los desechables fueron una revolución, el inconveniente es que están hechos con materiales como el plástico, que tardan cientos de años en degradarse. Para cuidar el medio ambiente, es mejor usar pañales ecológicos reutilizables.

La huella ecológica se ve afectada por cada persona que se encuentra en el planeta y esto se aplica también para los niños, ya que, en términos de sostenibilidad, se requiere de un gran esfuerzo para disminuirla.

Se trata de bragas de tela con diseños variados y coloridos en los que se introduce una toalla absorbente que se cambia cuando el bebé haya hecho sus necesidades. El conjunto completo es lavable.

Las mamás, en vez de usar los protectores desechables para la lactancia, pueden optar por toallas de algodón, para que se conviertan en lavables.

Juguetes

Los juguetes de los bebés son sencillos: sonajeros, móviles, peluches ligeros o piezas apilables. Por ello, pueden aprovechar materiales que tengan en casa para construir estos juguetes. Pero si esto les resulta difícil, consulten diferentes emprendimientos que se dedican a fabricar juguetes con materiales biodegradables, como madera de origen sostenible.

Los alimentos ecológicos no solo son más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, también son equilibrados a nivel nutricional.

Coches, cunas y ropa

Estos implementos, además de ser caros, son productos que a largo plazo se desechan. Una opción puede ser reciclarlos, pues son muchos los coches o cunas que están en excelente estado. En diferentes plataformas digitales y en negocios presenciales se pueden encontrar estos productos, e incluso, luego de que ya no los necesiten, pueden volver hacer una reventa en estos establecimientos.

Carlos Ochoa está hablando de novelas por puro milagro

Los bebés crecen a la velocidad de la luz, en pocas semanas la ropa les queda pequeña con apenas haberla usado. Es recomendable, desde el principio, comprar ropa de segunda mano, pero si compran las prendas nuevas, para que sigan siendo útiles luego de su uso, y siempre y cuando estén en buen estado, regálenla a amigos de confianza que estén a punto de ser padres, hagan donaciones para los niños que las necesiten o véndanlas en emprendimiento de moda circular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí