ESPECIAL MAMITAS

Desde México, nos acompaña una boxeadora que se dedica a ser la mejor en el ring y en la hermosa aventura de ser mamá.

Mariana Juárez, la mejor boxeadora del mundo en 2017, se ha caracterizado, también, por ser una de las madres más ejemplares de América Latina.

El boxeo femenino en México inició desde 1998 de manera oficial, se puede practicar con el fin de aprender defensa personal, por mejorar la salud o simplemente por diversión. “Inicio a boxear por querer defenderme, por utilizar el boxeo como defensa personal, cuando llego a un gimnasio me doy cuenta de que el boxeo femenino no existe en México, en ese entonces no entrenaban mujeres, incluso, actualmente es muy difícil ver a una mujer entrenando box; le pido al entrenador que me dé chance, que quiero aprender, sin embargo, la condición es que me iba a entrenar siempre y cuando peleara. Soy una chica activa, me agradó la idea y lo tomé para saber si aprendía algo por el estilo, desde ese momento me enamoré por completo de este deporte”, contó Mariana ‘Barby’ Juárez.

Mariana, quien se exige diariamente para mantener su cuerpo como el de una ‘barbie’, ha conseguido grandes títulos en sus veinte años de carrera, sin embargo, fue hasta 2007 cuando logró el mejor campeonato. “En 2007 logro alzar el título más importante de mi vida, tenía una lesión en el hombro izquierdo, me dieron a escoger entre operarme o tener un largo reposo, no dudé en decir que prefería descansar para que la molestia terminara. Durante ese tiempo fuera del ring decidí que quería ser mamá, el sábado 10 de febrero me entregaron a mi nena hermosa, Natasha, ella es y será el título más grande que yo pueda conseguir. Ella ha hecho que yo saque fuerzas de muchos lugares para que todo continúe de la mejor forma”, agregó la boxeadora.

Según emujer.mx, los niños imitan a los padres con el fin de simpatizar a diferentes personas, además, porque es más fácil expresarse de esta manera que hablando. “Lo más difícil de ser madre es pensar en su futuro, en que si no eres una buena madre, no eres un buen ejemplo, sin saber qué camino pueda tomar, te preocupas por mil cosas; después de que eres madre, jamás vuelves a dormir tranquilo, afortunadamente tengo una niña muy hermosa e inteligente, a veces me sorprende con sus cosas, me da gracia escucharla decir que será mejor que yo, me da gracia que con sus once años ya sea tan competitiva como yo, incluso, a veces entrena conmigo, y si le piden fotos dice que sea por lo que es, no por su mamá, eso también es parte de lo que quiere: hacer su historia”, puntualiza ‘Barby’. Entre los títulos profesionales que ha conseguido Juárez, está el de ‘Mejor boxeadora del mundo en 2017’, diecinueve años después de haber trabajado incansablemente para este objetivo. “Es un gran honor ser la mejor boxeadora del año en el mundo, estoy agradecida con Dios, esto es la suma de todos los esfuerzos, del trabajo, los sacrificios que uno hace, el resultado del trabajo que terminas dando siempre. Mi vida no ha sido fácil, he recibido golpes más fuertes fuera del ring que dentro de él, pero he entendido que el boxeo es algo que Dios me regaló, lo he estado aprovechando al máximo. Gracias a Dios, y a las personas que me han apoyado, estoy aún en este deporte, estoy segura de que esto va a terminar muchísimo mejor que al inicio, me seguiré esforzando al máximo para conseguir todo lo que me proponga, además, la compañía de Natasha, que es mi motivación para no rendirme, pues para ella soy la mejor del mundo, el tenerla siempre a mi lado, hace que yo siga, que encuentre fuerzas de donde dicen que no las hay”, finaliza Mariana.

Redacción
Andrés Chaparro Acosta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí