Elegir un perfume no es tan fácil como parece, se deben tener en cuenta varios aspectos como el pH de la piel, el clima y la ocasión para usarlo, entre muchas cosas más. Aquí, en MásQVer, te ayudamos con algunos tips para que encuentres la fragancia ideal.

El perfume que va contigo

El primer paso es identificarlo. Existen los cítricos, que tienen un mayor porcentaje de componentes como la mandarina; los herbales, con aromas a hojas, tallos o árboles; los orientales, a base de especias como la vainilla y la canela; los frutales, con toques dulces pero refrescantes, y lo amaderados, con toques de madera, musgo e incienso.

Luego debes probar el perfume sobre la piel, es muy importante porque el pH, es decir el grado de acidez que tenga la piel, puede variar el aroma final. No a todos les quedan bien los olores fuertes.

Día o noche

Hay perfumes para las diferentes horas del día. En el día, lo ideal son los perfumes cítricos y frutales, que son suaves y dulces, pero refrescantes. Y en la noche, perfumes más intensos, como los amaderados o los orientales.

Según el clima

En climas fríos no importa si los perfumes son suaves o intensos. En cambio, en los climas cálidos, si quieres que el olor dure más, lo mejor es que te apliques un perfume intenso. Se debe tener en cuenta que, sin importar el clima, se debe tener la piel hidratada porque así los poros mantendrán la esencia y durará más.

 

Por: Juliana Pulido

Dejar respuesta

10 − 2 =